marzo 15, 2020

PROCESO DE CREACIÓN TORRE ROSA

Dentro de mi material Montessori, un imprescindible es la Torre Rosa, de hecho es un material icónico en la pedagogía.
Forma parte del área sensorial  y trabaja el desarrollo visual, los tamaños, la longitud, la concentración, el orden y prepara al niño para las matemáticas.

Comprarla nos puede costar alrededor de los 60 euros, es por eso que yo decidí crearla en el taller de carpitería de mi padre.Lo primero que necesitamos es madera de haya (imprescindible para diferenciar el peso) y con un bloque, fuimos cortando con la radial el tamaño específicado, teniendo en cuenta que el cubo más grande es de 10x10x10 y el más pequeño de 1x1x1, y así sucesivamente.




Una vez obtenidos los bloques, tenemos que lijarlos hasta conseguir que la madera quede suave. Cuando los tenemos lijados necesitamos una pintura especial para madera denominada "tapa poros". Esto es porque lmadera, cuando la encontramos en su estado natural, bien porque sea nueva o porque la hemos lijado, la capa superficial ha desaparecido, se presenta con sus características originales, es decir, porosa, por lo que debemos dar primero una capa antes de pintarla.

Como podeís ver en la imagen, mi Torre Rosa ha sido modificada una vez, ya que la primera pintura rosa que había utilizado no me convencía, ni por el color, ni por su textura.
Finalmente me decidí por una pintura del Leroy Merlín acabado tiza, ya que hace que sea mucho más suave y nada pegajosa.

Tenéis que tener en cuenta que si lo lijamos demasiado por unos lados y por otros menos, nos pueden quedar curbaturas como en la foto de la izquierda, pero en la aplicación no se nota en absoluto.


Este es el resultado😍






APLICACIÓN

Para ponerla en práctica, lo primero que hago es poner una alfombrita debajo, para asegurarnos que no se daña si cae y delimitar el espacio con el que vamos a trabajar.

Normalmente, lo primero es la presentación (en internet tenéis como se hace, sino la entrada sería muy densa...)
Les suelo dejar libres, ya que forma parte de esta pedagogía. Ellos serán capaces de montar la torre y darse cuenta del error, si no, es cuando les podemos volver a dirigir.

Para los que ya tienen bastante control sobre ella, usamos un antifaz y jugamos a montarla según el peso de los bloques.

También podéis encontar imprimibles para jugar como los de Creciendo con Montessori. 


Esto es todo, espero que os haya servido, cualquier duda, no dejéis de escribirme en los comentarios.











You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

Buscar